Un mundo de oportunidades al aprobar el TOEFL

¿Por qué elegir el examen del TOEFL?

 

En este artículo vamos a explicarte por qué elegir este examen para obtener un título oficial y abrirte a nuevas oportunidades tanto laborales como académicas. Actualmente hay gran variedad de exámenes oficiales por eso es muy importante conocer cual se ajusta más a tus necesidades y objetivos.

 

Una vez dicho esto, ¿qué es el TOEFL y para qué sirve? Este examen denominado TOEFL “Test of English as a Foreing Languages” es una prueba que te permite conocer cuál es tu nivel de inglés ante instituciones académicas en un proceso de admisión a una universidad o quizá para optar a una beca en un país de habla inglesa. Quizá recuerdes que el IELTS también te permite acceder a estudios en una universidad extranjera pero este es un examen de inglés británico y el TOEFL es un examen de inglés americano, por tanto a la hora de preparar por ejemplo los Listenings del examen, te encontrarás con acento americano. Es fundamental que tu preparación para el examen oficial cuente con la participación de profesores americanos, con los que puedas agudizar el oído, aprender a identificar el acento americano y sobre todo puedas desenvolverte con fluidez en esta lengua.

 

Un examen puramente académico

 

Este examen, a diferencia del IELTS, es puramente académico. ¿Qué quiere decir esto? Pues que el examen trata de representar situaciones reales vividas en el ámbito académico de una Universidad americana, es decir, análisis de artículos científicos, conversaciones entre alumnos y profesores o clases magistrales. Este es un examen muy específico, dirigido a estudiantes que quieren desplazarse a una universidad extranjera para realizar un grado o un postgrado, una beca o unas prácticas. Es un examen aceptado tanto por universidades británicas como americanos, por tanto para elegir entre uno u otro tendrás que sentirte familiarizado por el inglés americano y entender las diferencias gramaticales entre ambos.

 

¿Cuál es su estructura?

 

Este examen se divide en 4 partes que te resultarán familiares: Speaking, Reading, Listening y  Writing. El Toefl iBT iene una duración aproximada de unas 3 horas y media, pudiendo disfrutar de una pausa de 10 minutos entre las partes, es decir, cuando acabes las dos primeras podrás descansar antes de pasar a las dos segundas. Si vas a presentarte al PBT, te enfrentarás a 4 horas y media de examen ya que al no tener Speaking, algunas partes como las de Reading y Listening tienen muca más duración.

 

Un uso práctico del lenguaje

 

Este examen tiene la singularidad de que las partes no se realizan de forma aislada sino que en la valoración del examen, se evalúa la utilización de diversas habilidades lingüísticas de forma simultánea. ¿Cómo se produce esto el día de la prueba? Pues por ejemplo, durante la comprensión oral pueden hacerte leer una noticia y hacerte escuchar la opinión de un experto del tema para que a continuación puedas comentar o dar tu opinión acerca de lo escuchado. De esta forma, estás mezclando habilidades de comprensión lectora, comprensión auditiva y expresión oral a la vez.

 

Esta característica de combinar varias habilidades lingüísticas hace del TOEFL un examen esencial para mejorar tus posibilidades en el ámbito académico, tras lo leído habrás podido deducir que se centra en un uso muy práctico del lenguaje, más que en detalles gramaticales porque lo que van a evaluar es tu capacidad de dominar el idioma de forma real y poniéndolo en práctica sin problemas en un ambiente universitario para demostrar que puedes adaptarte a una universidad de habla inglesa en un país extranjero. Si esta es tu situación, este es el examen más apropiado para ti.

 

 

 

 

 

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *